El Banco Mundial pronostica un crecimiento del 1.7% para Latinoamérica al finalizar el año 2023, según un informe reciente. Esta proyección indica una mejora en la economía de la región, aunque a un ritmo moderado.

El informe señala que varios factores contribuirán al crecimiento latinoamericano, entre ellos, el aumento de la demanda interna, la recuperación de los precios de las materias primas y una mayor estabilidad política en algunos países. Sin embargo, también se destacan ciertos desafíos que podrían limitar el crecimiento, como la volatilidad de los mercados financieros y la incertidumbre global.

El Banco Mundial destaca que el crecimiento económico en Latinoamérica no será uniforme entre los países de la región. Se espera que algunos países experimenten un crecimiento más sólido, mientras que otros podrían enfrentar dificultades y un crecimiento más lento.

Además, el informe destaca la importancia de implementar políticas sólidas y reformas estructurales para impulsar el crecimiento económico sostenible en la región. Se hace hincapié en la necesidad de mejorar la calidad de la educación, fortalecer el sistema de salud y promover la inversión en infraestructura.

En resumen, el Banco Mundial prevé un crecimiento del 1.7% para Latinoamérica al cierre de 2023. Aunque esta proyección indica una mejora en comparación con años anteriores, se destaca la importancia de abordar los desafíos económicos y políticos para garantizar un crecimiento sostenible en la región.